Seguir escribiendo la epopeya de la era de Ho Chi Minh

Domingo 19 de mayo de 2019 21:54:53Seguir escribiendo la epopeya de la era de Ho Chi Minh

El presidente Ho Chi Minh, gran líder del Partido y el pueblo vietnamitas.

Nhan Dan-

Hoy, 19 de mayo, con el profundo respeto y gratitud eterna, todo el Partido, el pueblo y el ejército vietnamitas celebran el 129 aniversario del natalicio del Presidente Ho Chi Minh, Líder eminente del Partido y pueblo vietnamitas, gran Maestro de la revolución vietnamita, Héroe de la liberación nacional, hombre de cultura mundial y Combatiente comunista internacional ejemplar, quien ilumina a su nación y su pueblo. Su vida y obra siguen siendo un ejemplo brillante que guía y alienta a las generaciones vietnamitas en sus esfuerzos para mantener la unidad en la construcción, defensa y desarrollo del país.

Con un profundo amor por su país y sus compatriotas, el Presidente Ho Chi Minh, o Tío Ho como le llaman cariñosamente los vietnamitas, consagró toda su vida a la causa de independencia y liberación y a la felicidad de su pueblo. Su máximo deseo era hacer que “el país fuera totalmente independiente y el pueblo completamente libre, y que todos tuvieran acceso a la comida, ropa y al estudio”. En este sentido, viajó por muchos países en busca de una vía para salvar la nación y liberar a los vietnamitas de la esclavitud. Tras conocer el marxismo y leninismo, adoptó un camino para la Revolución vietnamita, valiéndose de su ingenio, inteligencia, mentalidad independiente y creatividad.

Bajo su fundación, capacitación y dirección, el Partido Comunista de Vietnam aglutinó las fuerzas de la unidad nacional para superar todas las dificultades y todos los desafíos, y lograr la histórica victoria de la gran Revolución de Agosto en 1945, abriendo una nueva era a su país, que es la de la independencia y la libertad, además de sentar las bases para las resonantes victorias en las resistencias contra los colonialistas franceses y los imperialistas estadounidenses, lo que condujo a la reunificación nacional y la construcción del socialismo. Bajo el liderazgo del Partido Comunista y el presidente Ho Chi Minh, los vietnamitas, de esclavos pasaron a ser dueños de su propio destino y su país. El país indochino logró salir de la pobreza y el subdesarrollo para avanzar en el camino de industrialización y modernización y mejorar más su posición en el plano mundial.

El presidente Ho Chi Minh representa la élite de su nación, así como el estoicismo y la indomabilidad del heroico pueblo vietnamita. Dedicó toda su vida a la causa revolucionaria del Partido Comunista y a la nación, y sirvió a su patria y al pueblo con toda entrega y devoción. Su vida es un símbolo de la voluntad revolucionaria inquebrantable, el espíritu independiente y de autodeterminación, el amor al pueblo, y las cualidades como la laboriosidad, el ahorro, la honestidad, la justicia, la entereza, la humildad y la sencillez. También es un excelente ejemplo en cuanto al estilo de vivir, pensar, escribir, hablar y trabajar. Sus pensamientos, la era que lleva su nombre, su ejemplo moral y su estilo de vida brillan siempre en el corazón de cada vietnamita, y representan un legado muy preciado para las generaciones posteriores.

La conmemoración del 129º aniversario del natalicio del presidente Ho Chi Minh se lleva a cabo en un ambiente colmado de regocijo y orgullo. Tras cerca de 33 años de renovación, Vietnam ha cosechado logros históricos. Todo el país se ha mostrado esfuerzos para implementar con éxito la Resolución del XII Congreso Nacional del Partido Comunista de Vietnam y acelerar los preparativos para para los próximos congresos de las organizaciones partidistas a los niveles de base con miras al XII Congreso Nacional del Partido, conforme al espíritu del recién clausurado décimo Pleno del Comité Central del Partido, del XII mandato. Asimismo, este es el momento en vísperas de la séptima reunión de la Asamblea Nacional de su XIV legislatura, durante la cual se debatirán y decidirán numerosos asuntos de gran importancia del país y en todos los confines del territorio indochino se han realizado actividades para conmemorar el 50 aniversario del cumplimiento del sagrado Testimonio del respetado líder nacional.

En esta ocasión, el Partido, pueblo y ejército se solidarizan con suma determinación para convertir el afecto y el respeto hacia el presidente Ho Chi Minh en acciones revolucionarias concretas. Todos los sectores, niveles, localidades y entidades han hecho grandes esfuerzos para materializar los programas y proyectos planteados así como realizar y superar los objetivos y tareas trazadas para 2019, con el fin de cumplir con éxito las resoluciones de los congresos partidistas a distintas escalas y del XII Congreso Nacional del Partido. Las filas partidistas deben fortalecer el movimiento de aprender y seguir el ejemplo moral, el pensamiento y el estilo de vida de Ho Chi Minh en línea con la implementación de la Resolución del cuarto pleno del Comité Central del XII mandato sobre la construcción y consolidación del Partido, para mejorar constantemente la capacidad de liderazgo y la capacidad combativa de esta agrupación política, construir un sistema político transparente y sólido y corregir las deficiencias y limitaciones, honrar y promover los modelos y ejemplos destacados, así como prevenir con eficiencia la degradación de la ideología política, la ética y el estilo de vida y luchar contra los fenómenos de “autoevolución” y “autotransformación” dentro de la organización, la burocracia, la corrupción, el despilfarro, el individualismo, y el oportunismo.

Siguiendo sus enseñanzas, cada funcionario y cada militante deben maximizar su responsabilidad y ejemplaridad, realizar con seriedad la crítica y autocrítica y perfeccionarse en cuanto a la moral y el estilo de trabajo, para abanderarse en todos los aspectos de su desempeño laboral, merecer su puesto de dirigente y ser los sirvientes fieles de la población. Los vietnamitas residentes en todas las partes del territorio nacional, imbuyéndose de su enseñanza “Unidad, unidad, gran unidad/ Éxito, éxito, gran éxito”, aúnan sus fuerzas para contribuir al desarrollo nacional y merecer ser hijos del Vietnam heroico en la era de Ho Chi Minh.

Con todo el afecto, respeto y gratitud eterna hacia al gran labor del presidente Ho Chi Minh y para promover los valores preciosos de su legado, el pueblo vietnamita continuará movilizando todas las fuerzas, impulsando de forma integral y coherente el proceso de renovación y maximizando los recursos internos por un desarrollo rápido y sostenible, para que Vietnam siga siendo un país próspero, hermoso, civilizado y situado al mismo nivel que otros países en el mundo, tal y como deseaba el Tío Ho, en aras de seguir escribiendo la victoriosa epopeya que lleva el nombre del gran líder vietnamita.