Las opiniones del lector

Miércoles 10 de marzo de 2021 16:42:09Las opiniones del lector

El Presidente Ho Chi Minh con funcionarios y reporteros del periódico Nhan Dan en 1957. (Fotografía: nhandan.com.vn)

Nhan Dan-

En un artículo escrito para la columna "Habla y escucha", publicada en el periódico Nhan Dan (Pueblo) el 1 de febrero de 1955, Presidente Ho Chi Minh, bajo el seudónimo C.B., hizo observaciones sobre el temático "Opiniones del lector” del diario. En ocasión del 70 aniversario de la primera edición de Nhan Dan, les ofrecemos a continuación el contenido del texto.

El periódico Nhan Dan dedica una sección titulada “Opiniones del lector" para publicar comentarios y puntos de vista de quienes la leen. Es algo muy bueno ya que se trata de una manera eficiente de escuchar la crítica de la opinión pública y realizar la autocrítica. En diciembre pasado, los lectores aportaron buenas ideas a través de los siguientes artículos:

- Ser puntual para la reunión,

- Asegurarse de pagar impuestos con el arroz limpio,

- Los autobuses de pasajeros deben publicar la tarifa,

- Los vagones de carga no deben llevar demasiados pasajeros,

- Tener cuidado al expresar una consigna,

- Eliminar las consignas que utilizaron los enemigos,

- Definir y difundir las reglas de tránsito,

- Respetar las normas de tráfico,

- Priorizar motores de vapor que funcionen con carbón en lugar de petróleo y gasolina,

- etc ...

Sin embargo, que los lectores sugirieron y ofrecieron opiniones fue solo el primer paso. Sería en vano si todo terminara ahí. Es necesario seguir dando el segundo paso, es decir, las personas o agencias a cargo tienen que reaccionar a lo que propuso el periódico. Por ejemplo: los propietarios de automóviles tienen que publicar las tarifas y no llevar a más pasajeros de los permitidos.

La policía se encarga de regular y difundir las normas viales para que todas las personas las respeten y obedezcan.

Los funcionarios tienen que ser puntuales para las reuniones, mientras los ciudadanos, al pagar impuestos, deben asegurarse de pagar con el arroz limpio.

El tercer paso es supervisar las tareas realizadas. Los periodistas, los lectores y la población supervisan si se han hecho tales trabajos y ¿hasta qué punto? ...Si estas tareas se realizan con debida responsabilidad, el periódico tiene que honrarlas. Si no, tiene que seguir criticándolo y luchando.

Las opiniones de los lectores sirven para luchar. Esto significa que lo nuevo lucha contra lo viejo y lo bueno lucha contra lo malo. Tenemos que luchar hasta lograr la victoria. Así, las ideas de los lectores son realmente útiles.