“Vía de alta velocidad” para un Vietnam integrado y desarrollado

Jueves 13 de febrero de 2020 14:59:15“Vía de alta velocidad” para un Vietnam integrado y desarrollado

Foto de ilustración.

Nhan Dan-

El Parlamento Europeo (PE) aprobó el 12 de febrero el Acuerdo de Libre Comercio entre la Unión Europea (UE) y Vietnam (EVFTA), marcando un evento significativo y un gran giro para el proceso de integración del país indochino.

Este suceso histórico también reafirma que Vietnam, desde la posición de un país que arrancó más tarde, se convierte por primera vez en líder de la integración económica internacional.

Vietnam fue el primero en establecer un tratado de libre comercio con Rusia, la primera nación en desarrollo de Asia-Pacifico en establecer similar vínculo con la UE, y uno de los primeros miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean), junto con Singapur, en ratificar el Acuerdo Integral y Progresivo de Asociación Transpacífico (CPTPP).

Tales avances en integración permiten elevar la posición y la fuerza de Hanói en la arena internacional, aportando más confianza a su responsabilidad como presidente de la Asean en el presente año y como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para el período 2020-2021.

El Partido Comunista de Vietnam (PCV) planteó en el Séptimo Congreso Nacional en 1991 que Vietnam desea ser amigo de todos los miembros de la comunidad internacional. Desde entonces, esta nación ha expandido incesantemente la cooperación económica bilateral, regional y multilateral luego del derrumbe del socialismo en Europa del Este, abriendo la primera fase del rompimiento del bloqueo para construir nuevas relaciones económicas internacionales, al igual que allanar el camino para la reforma económica y superar la crisis.

En el Décimo Congreso del Partido Nacional en 2006, el PCV se pronunció por implementar una integración económica internacional proactiva y positiva. A tenor con ello, Vietnam se integró a la Organización Mundial del Comercio (OMC) en enero de 2007 y empezó a unirse a algunos acuerdos tradicionales de libre comercio con países vecinos a los cuales está unido por estrechos lazos y no imponen altos requisitos para este tipo de convenio. En la segunda y actual fase, con la integración económica y la participación en las instituciones económicas y comerciales regionales y globales, Vietnam se convierte en un país activo en construir relaciones de igualdad con otras naciones.

El Comité Central del PCV del XII Congreso emitió el 5 de noviembre de 2016 una Resolución sobre la implementación efectiva de la integración económica internacional, manteniendo la estabilidad sociopolítica cuando Vietnam participa en los acuerdos de libre comercio de nueva generación. Con la aprobación del CPTPP por parte la Asamblea Nacional de Vietnam para su vigencia desde el inicio de 2019 y la del EVFTA por parte del PE el pasado 12 de febrero, el país indochino marcha hacia la tercera etapa del proceso, la implementación de esos acuerdos de nueva generación con compromisos amplios e influyentes en muchos aspectos de la vida.

Mejorar la fuerza interna

En un contexto mundial no muy favorable en 2019, Vietnam continuó obteniendo éxitos que sustenta su desarrollo gracias a la aportación del proceso de integración económica internacional. El comercio exterior del país alcanzó los 517 mil 260 millones de dólares en el año pasado, con un superávit de 11 mil 120 millones de dólares. El CPTPP, el primer acuerdo de libre comercio de nueva generación en que participa Vietnam, contribuyó con más de cinco mil 230 millones de dólares a este resultado a pesar de su entrada en vigor hacía apenas un año, demostrando su eficaz contribución al desarrollo económico.

A fines de 2019, el Fondo Monetario Internacional revisó a la baja las perspectivas de desarrollo económico mundial. La tensión comercial entre los grandes socios ha sido aliviada, pero aún están latentes muchos riesgos. En lo que va de año, la epidemia del nuevo coronavirus ha tenido impactos significativos sobre las economías en la región. Estas desfavorables tendencias podrían provocar alteraciones en la cadena de suministro regional, lo cual conllevaría a una evolución más complicada del contexto internacional que en el pasado año.

Bajo semejantes circunstancias, se prevé que la pronta implementación del EVFTA tendrá impactos positivos. Este convenio ayudará a Vietnam a elevar la fuerza interna para responder mejor a los cambios rápidos, complicados e impredecibles de la situación política y de seguridad en el mundo.

La UE es actualmente uno de los mercados de exportación más grande de la nación sudesteasiática, con un volumen de 41 mil 480 millones de dólares en el año anterior. El EVFTA permitirá a Vietnam promover la exportación y diversificar el mercado para un mayor valor agregado mediante el establecimiento de nuevas cadenas de suministro. Además, los acuerdos de libre comercio con algunos socios económicos líderes fortalecerán la posición de Hanói para implementar su política exterior de independencia, multilateralización y diversificación, así como consolidar y fortalecer la defensa y la seguridad. A la vez, se trata de una motivación para acelerar la innovación y reestructuración de la economía hacia la eficiencia y la modernidad.

Contribuir a impulsar la reforma

A diferencia de los acuerdos de libre comercio tradicionales, que se centran en reducir las barreras arancelarias y no arancelarias, el EVFTA es de nueva generación y esté diseñado bajo conceptos más novedosos y flexibles. Además, Vietnam y la UE han trabajado juntos para elaborar un convenio con varias peculiaridades, incluso en comparación con el CPTPP. El papel del desarrollo sostenible y el de los trabajadores son el centro del EVFTA, en vez de estar orientado solo hacia los valores económicos.

Las reformas de este acuerdo son observables en varias esferas. En materia del trabajo, la Asamblea Nacional de Vietnam aprobó oficialmente el Código del Trabajo modificado para su vigencia en el inicio de 2021. Los contenidos más importantes de los ocho Convenios básicos de la Organización Internacional de Trabajo (OIT) son reflejados en las disposiciones de dicha ley.

El EVFTA también busca una amplia participación de la ciudadanía, las organizaciones de masas, los sectores sociales y los medios de comunicación en la formulación de políticas. Este es un mecanismo completamente nuevo, construido sobre la base de un estado facilitador que enaltece la responsabilidad de las agencias de gestión estatales ante los ciudadanos, las organizaciones representativas y la comunidad empresarial.

Por otro lado, en este acuerdo, la estrecha cooperación en la respuesta al cambio climático, la lucha contra la pesca ilegal y el incremento del uso de fuentes de combustible renovables, entre otros, se consideran como una base para garantizar el desarrollo sostenible, sin sacrificar los beneficios ambientales en el proceso de integración y desarrollo económico.

Con la implementación de los compromisos en este documento, el entorno empresarial, junto con las políticas y leyes de Vietnam, tendrán cambios hacia una mayor transparencia, conveniencia y adaptación a las prácticas internacionales. Los amplios y profundos compromisos para los servicios y la inversión también contribuirán a promover las reformas para crear un entorno empresarial más abierto y aumentar la atracción de inversión extranjera en varias áreas potenciales, con miras a la formación de una nueva cadena de suministro cuando se ponga en práctica el EVFTA.

Con la magnitud y el potencial de la UE, Vietnam tiene la oportunidad de convertirse en un territorio de gran atractivo para las inversiones y un punto intermedio para conectar las actividades de comercio e inversion en la Asean. Este impacto es aún mayor con la implementación de la Comunidad Económica de este bloque y los acuerdos de libre comercio importantes entre Vietnam y otros socios, como la Unión Económica Eurasiática, Corea del Sur y CPTPP.

Esta es una premisa para que Vietnam logre los objetivos de la Resolución del Buró Político sobre las políticas nacionales de desarrollo industrial para 2030, con una visión para 2045, incluida la industrialización y modernización para convertirse en un pais industrializado hacia la modernidad con varias industrias de competitidad internacional y participación profunda en las cadenas de valor mundiales.

“Vía de alta velocidad” para que Vietnam acelere

En la ceremonia de suscripción del EVFTA en junio de 2019, el primer ministro vietnamita Nguyen Xuan Phuc caracterizó al acuerdo como una “autopista” para la integración que conecte a un centro económico importante, creando un impulso para el desarrollo nacional en los próximos tiempos. Mientras la incorporación a la OMC en 2007 es considerada una integración económica para conectar con el mundo, los acuerdos de libre comercio de la nueva generación son actualmente los caminos para que Vietnam acelere y responda con éxito a los desafíos y cambios de la producción mundial en la Revolución Industrial 4.0.

Vietnam debe construir una estrategia de desarrollo nacional para 2030 con visión hasta 2045, con el objetivo de crear las bases para un desarrollo sobresaliente, convirtiéndose en un país fuerte y de prestigio en la región y el mundo.

El 2020 es considerado un año crucial para que el país indochino entre a una nueva fase. Con la creciente determinación de toda la nación bajo el liderazgo del PCV, la aprobación del EVFTA y las expectativas de su pronta puesta en práctica constituyen una señal positiva que otorga más confianza a Vietnam al entrar en una nueva etapa de integración y avanzar en la vanguardia de las instituciones de cooperación económica en la región.

TRAN TUAN ANH, Miembro del Comité Central del PCV y ministro de Industria y Comercio.