El sello del arroz vietnamita

Jueves 14 de enero de 2021 16:25:42El sello del arroz vietnamita

La exportación de arroza de Vietnam alcanza varios logros.

Nhan Dan-

Con una facturación de tres mil 70 millones de dólares en 2020, el arroz se convirtió en el renglón estrella de la exportación de productos agrícolas, silvícolas y acuícolas de Vietnam. Este hecho también se considera un impresionante logro de la industria arrocera vietnamita en los últimos tiempos, especialmente en medio de diversos desastres naturales y la pandemia Covid-19 a lo largo de 2020.

‘Grano de arroz, grano de oro’

El éxito de la industria arrocera de Vietnam en 2020 marcó el retorno de la alegoría ‘Grano de arroz, grano de oro’, poco mencionada durante un largo tiempo. Aunque severos desastres naturales como el granizo, la sequía y las inundaciones devastaron la agricultura en todas las regiones del país, la producción de arroz logró un volumen de 42,7 millones de toneladas, satisfaciendo plenamente el consumo interno, y la exportación.

Mientras tanto, los resultados de la comercialización internacional se consideran un milagro. En 2020, cuando las exportaciones de varios productos principales disminuyeron debido a la pandemia Covid-19, las de arroz crecieron constantemente a lo largo de los meses. Pero su punto destacado no fueron los volúmenes, sino el valor: durante el año los precios llegaron hasta 469 dólares la tonelada, un 13 por ciento más que en 2019.

En concreto, el precio del arroz vietnamita con una proporción de cinco por ciento partido fluctuó entre 493 y 497 dólares por tonelada a principios de diciembre de 2020, unos 20 dólares y 120 dólares más alto que el de Tailandia y la India, respectivamente. Este fue el mejor precio en la historia de las exportaciones arroceras de la nación sudesteasiática, lo que evidenció los avances en calidad de ese tipo de grano.

Los embarques de arroz prosperaron rápidamente tras la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y Vietnam (EVFTA) el 1 de agosto de 2020. De acuerdo con el pacto, la Unión Europea (UE) concede al país indochino una cuota anual de 80 mil toneladas con un arancel del cero por ciento. Respecto a los derivados del arroz, la eliminación del gravamen surtirá efecto después de tres a cinco años.

Al aprovechar dichas ventajas, en noviembre de 2020 Vietnam exportó a la UE los primeros lotes de arroz con un precio más alto que antes. La variedad ST20, que se facturaba a Europa a razón de 800 dólares por tonelada antes del EVFTA, superó los mil dólares por tonelada en este momento. Dado que el mercado europeo es el más exigente del mundo, este precio se considera un logro sobresaliente del grano vietnamita.

Numerosas oportunidades de crecimiento

En cuanto al impresionante avance de las ventas de arroz de Vietnam en 2020, el viceministro de Agricultura y Desarrollo Rural Le Quoc Doanh afirmó que ese cereal es uno de los productos exitosos de la reestructuración del cultivo.

Hace cinco o seis años, solo el 30 o 40 por ciento de las plantaciones arroceras del país indochino eran de variedades de alta calidad, pero actualmente ese índice es del 70 al 80 por ciento y hasta del 90 por ciento en algunas localidades. Esta es una de las principales razones del rápido aumento de los precios del arroz que Vietnam exporta.

Al mismo tiempo, la cuota de 30 mil toneladas de arroz aromático con arancel cero admitida por la UE se convierte en una gran oportunidad para reafirmar la calidad y el prestigio del grano vietnamita en el mercado mundial. Actualmente se benefician de ese tratamiento preferencial las variedades Jasmine 85, ST5, ST20, Nang Hoa 9, VD 20, RVT, OM 4900, OM 5451 y Tai Nguyen Cho Dao.

Según la Asociación de Alimentos de Vietnam, para el primer trimestre de 2021 las exportaciones nacionales de arroz aún avizoran un escenario positivo. Mercados tan importantes como Filipinas y África desean renovar contratos, mientras los clientes potenciales de Asia como China y Bangladesh impulsan la compra.

Es cierto que el EVFTA y varios acuerdos de libre comercio firmados tendrán impactos más concretos sobre las ventas vietnamitas. Se espera que los volúmenes libres de impuestos por la UE alcancen precios más altos este año.

De acuerdo con numerosos expertos agrícolas, las empresas procesadoras y exportadoras deben priorizar el mercado europeo, ya que su aprobación de calidad será un ‘crédito’ para clientes de otros latitudes.

Al margen de tales éxitos, el arroz de Vietnam aún posee potencialidades y oportunidades de aumentar el volumen y el valor de sus exportaciones. Pero para ello será decisivo que el sector mantenga el terreno conquistado en materia de calidad, seguridad alimentaria y trazabilidad, en respuesta a la creciente demanda de los mayores mercados.

Anh Tuyet