Oportunidades para reafirmar una postura

Sábado 25 de enero de 2020 08:57:14Oportunidades para reafirmar una postura

(Fotografía: vtr.org.vn)

Nhan Dan-

En el 2020 se cumplen 25 años de la incorporación de Vietnam a la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean). Esta es también una oportunidad para que el país indochino reafirme su postura a medida que asuma por segunda vez el cargo de presidente del bloque regional.

En 2010, cuando ejerció por primera vez la presidencia de la Asean, Vietnam realizó una serie de acciones y programas prácticos, haciendo contribuciones significativas al desarrollo de la agrupación, así como a la paz, la estabilidad y la prosperidad de la región. El lema que entonces propuso Vietnam -“Hacia la comunidad de la Asean: De visión a acción”- sirvió como una acertada orientación a las actividades de la Asociación.

Además, el país indochino dirigió con éxito por primera vez la Reunión de Ministros de Defensa "Asean +" y celebró 14 conferencias de alto nivel en menos de 60 horas. Estos resultados rompieron todos los récords del bloque.

Otro punto destacado en su mandato del 2010 fue implementar continuamente acciones prácticas, como desarrollar recursos humanos, responder al cambio climático y fortalecer el bienestar social de mujeres y niños en la comunidad de la Asean, entre otras. Estos logros confirmaron claramente que Vietnam es un miembro activo en las actividades de integración regional y mundial.

Después una década, Vietnam se convierte nuevamente en presidente de la Asean. Se trata de un hito importante porque el país indochino también desempeña este año el cargo de miembro no permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) para el mandato 2020-2021.

En la ceremonia de transferencia de la presidencia de la Asean de Tailandia a Vietnam, celebrada el 4 de noviembre de 2019, después de anunciar el lema de la agrupación en 2020 -"Asean cohesiva y adaptativa”- el primer ministro del país indochino, Nguyen Xuan Phuc, afirmó que durante su mandato Vietnam aspira a consolidar la cohesión sostenible del bloque a través del fortalecimiento de la unidad, el consenso y la conectividad entre los países miembros, así como mediante la profundización de los valores y características de la organización regional y el mejoramiento de la eficiencia del aparato del grupo en la comunidad global.

En el seminario titulado "Comunidad Asean: Identidad y papel central", celebrado en marzo de 2019, el investigador senior del Instituto de Estudios Estratégicos e Internacionales (ASIS) de Malasia, Shahrimen Lockman, señaló que el mayor desafío es que aunque el bloque regional ha logrado un amplio consenso, su acción aún no es contundente ni ha desempeñado un papel de intermediario en los asuntos internacionales y regionales.

Por otra parte, en el coloquio sobre las experiencias de Tailandia durante la presidencia de la Asean en 2019 y el rol de la agrupación para el desarrollo nacional e internacional, llevado a cabo en septiembre de 2019 en Hanói, el especialista del Instituto de Seguridad y Estudios Internacionales de la Universidad tailandesa de Chulalongkorn, Kavi Chongkittavorn destacó que como conductor del bloque en 2020, Vietnam enfrentará las mismas dificultades que Tailandia durante su mandato. Los mencionados desafíos provienen de la competencia estratégica entre los Estados Unidos y China, la tendencia anti-comercio internacional y anti-globalización, así como de los puntos calientes como el Mar del Este y la Península de Corea.

Pero detrás de dichos desafíos implica siempre la oportunidad de reafirmar el estatus y la confianza de Hanói, como destacó el viceministro de Asuntos Exteriores Nguyen Quoc Dung, secretario general del Comité Nacional de la Asean 2020, como prueba de la responsabilidad y la madurez de Vietnam.

Agregó que en su condición de presidente rotativo, el país indochino debe mantener el impulso al progreso del bloque, lo que redundará en un aumento de su prestigio y rol en la región. También es una buena ocasión para demostrar su capacidad de liderar la comunidad de la Asean y promover la imagen del país.

En la ceremonia de transferencia de la presidencia del bloque a Vietnam, el primer ministro de Tailandia, Prayut Chan-o-cha, expresó su convicción de que Hanói asumirá la conducción de la Asean con el orgullo y la aspiración de realizar el sueño de esta comunidad, vale decir, impulsar las asociaciones para mantener la paz, la libertad, la seguridad y la prosperidad en la región en la actualidad y en el futuro.

Esta es también la expectativa de numerosos países en la región y el resto del mundo respecto a la responsabilidad que asume Vietnam.

Por su parte, Nguyen Xuan Phuc afirmó que, sobre la base sólida de más de cinco décadas de formación y desarrollo, los países miembros de la Asean, poseedores de una gran diversidad económica, histórica y cultural, continúan estrechando sus vínculos por los valores compartidos, el espíritu comunitario y las responsabilidades e intereses comunes.

Gracias a la capacidad de mantener intereses estratégicos y económicos comunes, y a la determinación de preservar y difundir la conciencia e identidad de la comunidad, la Asean puede hacer gala de su cohesión y adaptabilidad para aprovechar de manera activa las oportunidades y enfrentar los desafíos provenientes del fuerte desarrollo de la ciencia y la tecnología, las fluctuaciones del entorno estratégico y los problemas transfronterizos que impactan el desarrollo estable y sostenible de las naciones y la vida de la gente en la región.