La lucha contra el Covid-19 en Vietnam y las lecciones aprendidas

Viernes 8 de mayo de 2020 17:20:30La lucha contra el Covid-19 en Vietnam y las lecciones aprendidas

Pacientes reciben el alta médica por la tarde del día 8 de mayo. (Fotografía: nhandan.com.vn)

Nhan Dan-

Este escrito se realiza desde la llamada, hace muchos años, la Indochina y ahora en la actualidad, Vietnam, que emerge como una nación luchadora con 96 millones de habitantes, a pesar de todos sus conflictos y luchas históricas, que ha podido darle una lucha frontal al enemigo invisible que nos ataca a todos en el siglo XXI, el nuevo coronavirus o Covid-19.

Como leemos en muchos libros de historia en nuestros países, Vietnam con su gente trabajadora y luchadora hace crecer a través de los años a este país habitado por 96 millones de personas y con un estimado de crecimiento anual, después de poder superar la pandemia del Covid-19 y según las estimaciones del Banco Standard Chartered, en su estudio global y estimaciones económicas del segundo trimestre del 2020, este país indochino crecerá al ritmo de 3,3 por ciento este año.

Todo esto se debe, a pesar de la contracción del sector turístico, al fuerte crecimiento antes de la pandemia con más de 18 millones de turistas extranjeros el año pasado, así como después y durante la pandemia algunos sectores continuaron creciendo en el sector de la construcción, agricultura y ventas por internet principalmente.

Pero, ¿Cómo Vietnam pudo contener la pandemia, a pesar de sus pocos recursos y de no ser un país rico, pero sí muy poblado?

Puedo iniciar por señalarles las estrategias y los retos que se han presentado en alrededor de estos tres meses de la epidemia y luego de la Pandemia la cual inicio en el continente asiático donde vivo actualmente.

Las primeras estrategias a finales de enero al presentarse el primer caso importado de la provincia de Wuhan en China el 23 de enero, todos los protocolos de sanidad se activaron y al ver que la situación no se mejoraba en China, Vietnam comenzó a cerrar las fronteras con su vecino del norte, ya que es una vasta frontera de unos mil 400 kilómetros. El primer paciente vietnamita que pertenecía a un grupo de trabajadores que estaban realizando un entrenamiento laboral en la ciudad de Wuhan, China había regresado con un grupo de ocho compañeros, seis de ellos salieron positivos con el covid-19 y la mayoría era de la comuna Son Loi, provincia de Vinh Phuc al norte de Hanói a unos 65 kilómetros.

El día 3 de febrero, después del largo feriado del Año Nuevo Lunar o Tet en vietnamita, las escuelas siguen cerradas como medidas de contención y para frenar el contagio entre los estudiantes, cabe señalar que esta medida fue extendida con clases virtuales hasta finales del mes de abril, para luego entrar en mayo a un proceso de apertura.

De regreso a la comuna Son Loi, la provincia de Vinh Phuc, la cual fue puesta en cuarentena por 21 días desde el día 13 de febrero hasta el día 4 de marzo, al final en esta provincia se contagiaron siete personas, todas por contacto con las personas que regresaron de China.

El día 6 de marzo, al pasar 21 días desde que se registraron los primeros casos, se registra el primer caso en Hanói, que fue una joven de 26 años de edad, que provenía de un viaje por Europa, específicamente de Italia e Inglaterra y en un vuelo de Londres a Vietnam.

Desde el inicio de esta denominada segunda ola de contagios en el mes de marzo procedentes principalmente de Europa, Estados Unidos y el Sureste Asiático las medidas se tornaron más estrictas, incluyendo el distanciamiento social y el uso obligatorio de las mascarillas al salir al exterior de sus hogares desde el 28 de marzo.

La respuesta del gobierno vietnamita después del segundo brote fue más contundente, ya que al día siguiente la Brigada Química de la Armada Nacional desinfectó todas las áreas en Hanói de alto riesgo con camiones que portaban químicos especiales, durante toda la noche para evitar futuros contagios.

El día 10 de marzo se les obligó a todos los ciudadanos en Vietnam a llenar formularios a través de sus celulares con preguntas relacionadas, para saber si habían sido expuestos a personas infectadas anteriormente o el rastreo de los posibles contagios.

El día 20 de marzo se detectó uno de los centros o clúster de mayor infección que fue el llamado Buddha Bar en la ciudad sureña de Ho Chi Minh (anteriormente llamada Saigón) donde se infectaron 19 personas que tuvieron contacto cercano entre ellos en el bar. En este bar se efectuaron más de cuatro mil pruebas a personas para rastrear los posibles contagios. En este bar fue donde muchos extranjeros se infectaron, ya que el lugar era muy concurrido por expatriados.

El 25 de marzo todas las aerolíneas Vietnamitas suspenden sus vuelos internacionales y solamente se mantienen el mínimo de los vuelos domésticos como una forma de contener la pandemia.

Después de unos cuantos días, específicamente el día 28 de marzo se encuentra un nuevo clúster en el hospital de Bach Mai en el centro de Hanói, donde se infectaron alrededor de 45 personas, siendo así el mayor clúster de esta pandemia en Hanói. Muchos de los contagiados fueron de las empresas que suministraban insumos y comidas al hospital o atendían en la cafetería del mismo. Este hospital fue puesto bajo cuarentena hasta el 12 de abril como una manera para contener los casos y realizar la trazabilidad de los posibles contactos o las personas que tuvieron contacto con las cinco mil personas que trabajaban y eran pacientes en este hospital.

Dado estos últimos acontecimientos en Vietnam, en ese momento el día 1 de abril, decreta el Primer Ministro, el confinamiento social y se pide a la población de no salir de sus hogares, solamente cuando fuese necesario por 22 días, hasta el día 22 de abril, en donde se baja la alerta de las dos principales ciudades de Hanói y Ho Chi Minh, a ciudades con riesgo medio de contagio.

Pero anterior a esta decisión otro clúster, el día 7 de abril, sale a relucir infectando en la barriada de Ha Loi, la comuna de Me Linh, en Hanói donde se contagian 13 personas y en la cual todavía se mantiene toda la comuna en una cuarentena por un tiempo definido hasta que se puedan realizar exámenes a todos sus habitantes y no salen más nuevos casos.

Cabe señalar que hasta el día 8 de mayo, Vietnam ha detectado 288 casos de contagio de Covid-19, entre ellos 241 recuperados haciendo así más del 83 por ciento de pacientes curados y lo más importante, no se ha registrado ningún fallecimiento. Todo este éxito en la estrategia ha dado como resultado, gracias a la perseverancia de las autoridades en combatir este virus y el rastreo de los posibles infectados y personas que tuvieron contacto con ellos y la obediencia de los ciudadanos vietnamitas a las estrictas normas aunque fuesen un poco difíciles de cumplir, ya que estar por 22 días en casa sin salir durante esta temporada no ha sido fácil, pero todo sacrificio tiene su recompensa al mantener la salud de la sociedad en un buen estado.

También otro punto a favor es la rápida acción de las autoridades vietnamitas que, al encontrar un nuevo caso, aíslan las localidades y todas las personas que estuvieron en contacto con ellas. También el control de las llegadas de los turistas y los ciudadanos vietnamitas quienes, al llegar a Vietnam, han sido trasladados a establecimientos de cuarentena para ser aislados por 14 días y realizarles todas las pruebas necesarias a las personas durante esos días. Hasta la fecha, un total de 16 mil 525 personas están en cuarentena, en hospitales, o en sus residencias, o en cuarentenas centralizadas a cargo del gobierno.

Para finalizar puedo señalar que Vietnam lleva, en un partido de fútbol hasta el medio tiempo ganado contra este maligno e invisible enemigo llamado Covid-19, que nos acecha a todos. De ahora en adelante a mi juicio será la etapa más complicada el mantener al mínimo los contagios y abrir poco a poco la economía de una manera que los riesgos sean mínimos en una nación de 96 millones de habitantes y con ciudades de millones de habitantes como son su capital Hanói, y su centro financiero, Ciudad Ho Chi Minh. Como por ejemplo se reanudó el día 4 de mayo el año escolar en los colegios secundarios y universidades. También se planea la reapertura de los parvularios y escuelas primarias para el día 11 de este mes si no se detectan nuevos casos.

Esta historia todavía se está escribiendo regionalmente y mundialmente, pero considero que tendremos que mantener este distanciamiento social y estoy de acuerdo con los expertos en sus diversos escritos, en que la nueva normalidad será necesaria hasta que se pueda encontrar una cura o vacuna para esta enfermedad. Muchas empresas y personas serán afectadas alrededor del mundo, pero después de enfrentarnos con este virus invisible serán muchas las lecciones aprendidas para toda la humanidad.

Dr. David A. De León Salazar

Diplomático de Carrera y Administrador