Camino de construcción del Estado de derecho

Domingo 26 de enero de 2020 10:19:30Camino de construcción del Estado de derecho

En una sesión de la Asamblea Nacional de Vietnam. (Fotografía: VNA)

Nhan Dan-

En paralelo con las reformas económicas, el proceso de renovación en Vietnam está marcado por enormes esfuerzos en la construcción de un Estado de derecho socialista del pueblo, por y para el pueblo. La transformación de un modelo de Estado centralizado, burocrático y subsidiado experimentó cuantiosas dificultades y retos, con lo que los logros alcanzados en esta materia revisten un significado especial y merecen ser reconocidos.

En primer lugar, hablar del Estado de derecho es hablar del rol de la ley. La conciencia acerca de la supremacía de la ley se ha prevalecido en la sociedad vietnamita, lo cual ha impulsado la labor legislativa de la nación.

El sistema de leyes en Vietnam básicamente abarca todos los temas necesarios y se perfecciona día tras día. En los últimos tiempos, una buena cantidad de documentos legales requeridos para la construcción de una economía de mercado y la integración internacional han recibido luz verde de la Asamblea Nacional. Actualmente, en cada período de sesiones, el órgano puede ratificar de 10 a 15 borradores de leyes, un volumen enorme que otrora solía tardar dos, tres o hasta una decena de años.

La renovación se refleja no solo en cantidad, sino también en calidad, esta última garantizada parcialmente por la consideración de las opiniones de la ciudadanía. A modo de ejemplo, cabe destacar el proceso de estudio y aprobación de los proyectos de la Ley Empresarial, la Ley de Inversión o el Código del Trabajo. Nunca antes se registró una interacción tan dinámica entre los pobladores, empresarios, representantes de los organismos subordinados a la Asamblea y los diputados. A través del debate, numerosas provisiones fueron ajustadas conforme a la práctica.

La conciencia sobre la igualdad jurídica también llegó a formarse en cada persona. Aunque todavía existen algunas manifestaciones incorrectas, todo el mundo tiene claro que tanto los ciudadanos comunes como los funcionarios del Estado son tratados de la misma manera por la ley.

En segundo lugar, en un Estado de derecho, muchas normas son naturalmente reconocidas. “Todos los hombres son creados iguales. El Creador los ha dotado de ciertos derechos inalienables. Entre ellos está el derecho a la vida, a la libertad y a la búsqueda de la felicidad”, proclamó el Presidente Ho Chi Minh en la Declaración de Independencia de la República Democrática de Vietnam, citando palabras de la Declaración de Independencia de Estados Unidos. Los derechos otorgados por el Creador a los hombres, llamados derechos naturales, se consideran parte de la Constitución, la ley fundamental de mayor validez jurídica.

Conviene resaltar que en la Constitución de 2013 reconoció por primera vez en Vietnam el término ‘derechos humanos’ y el capítulo que aborda este contenido solo está antecedido por el referido al régimen político. Además de adoptar los derechos del hombre concordantes con los criterios internacionales, la Constitución establece que los mismos pueden ser limitados exclusivamente por las leyes, en vez de cualquier otro documento de nivel inferior, y en cuatro casos: 1. Por la defensa y seguridad pública; 2. Por el orden y la seguridad social; 3. Por la moral social; 4. Por la salud comunitaria (Artículo 14).

En tercer lugar, en un Estado de derecho, la promulgación de leyes se encuentra bajo un control estricto. Cualquier legislación que afecte la libertad de la ciudadanía o les provoque pérdidas de diverso género ha de pasar por una tramitación más detenida. El proceso generalmente consta de:

1. Programa legislativo (Sin registro en este es imposible convertirse en ley)

2. Redacción y examen por parte del Gobierno, así como sus instituciones y las subordinadas, por ejemplo el Ministerio de Justicia.

3. Consulta de la opinión pública.

4. Evaluación y aprobación en reuniones de la Asamblea Nacional.

En cuarto lugar, dentro de un Estado de derecho socialista, los poderes del Estado están unificados y delegados a órganos estatales, los cuales se coordinarán y controlarán unos a otros en el ejercicio de los poderes legislativo, ejecutivo y judicial. Constituye una manera de evitar el abuso del poder y, además, un requisito de vital importancia de un Estado de derecho, que fue propuesto por primera vez en la Constitución de 2013.

En el documento se define señaladamente el control del órgano que ostenta el poder legislativo (Asamblea Nacional) frente a los encargados del poder ejecutivo (Gobierno) y el poder judicial (Tribunal). Mientras, la respectiva correlación entre estos dos últimos y el Parlamento todavía no está diseñada con tanta claridad. Cabe notar que el artículo 102 ya decreta la primera prioridad del Tribunal de defender la justicia, lo cual puede traducirse como control de esa institución sobre el poder legislativo.

En quinto lugar, los mecanismos de revisión constitucional forman parte crucial del Estado de derecho. En Vietnam, esa responsabilidad se asigna a todos los órganos estatales y el pueblo, según estipula el artículo 119 del mencionado ordenamiento.

La Constitución es también protegida por los procedimientos relativos a la elaboración de esa misma, que son mucho más complejos y exigentes que los legislativos, un método considerado bastante práctico en el futuro cercano. A largo plazo, es necesario estudiar las experiencias internacionales con el fin de seguir mejorando la capacidad de jurisdicción constitucional del sistema nacional.

Con la promulgación de la Constitución de 2013, Vietnam dio grandes pasos hacia la construcción de un Estado de derecho. Una serie de principios imperiosos de la ley, incluidos la protección de los derechos humanos, el control recíproco entre los órganos estatales y el deber del Tribunal de asegurar la justicia, han sido reconocidos en la ley fundamental del país. Se recomienda que la nación continúe esforzándose para desvanecer la influencia aún existente de la arcaica mentalidad en el proceso de formulación legislativa, en aras de un Estado de derecho sólido y fuerte.

Dr. Nguyen Si Dung