Por una Asean cohesiva y adaptativa

Lunes 13 de enero de 2020 18:43:04Por una Asean cohesiva y adaptativa

(Fotografía: dangcongsan.vn)

Nhan Dan-

Vietnam se convirtió oficialmente el 1 de enero de 2020 en presidente de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean). Se trata de un hito importante porque el país indochino asume este año también el cargo de miembro no permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) para el mandato 2020-2021. Estos eventos ofrecerán numerosas oportunidades a esta nación para mostrar su postura en la región y la arena internacional.

Antes de asumir dichos cargos, Vietnam organizó con éxito en 1998 en Hanói la VI Cumbre de la Asean, cumplió el papel como presidente del Comité Permanente del bloque regional (ASC), sesión 34 (de julio de 2000 a julio de 2001), y fue presidente de la agrupación en 2010.

Desde finales de 2018, Vietnam se ha estado preparando activamente para desempeñar el papel de presidente de la Asean con el deseo de construir una comunidad regional más fuerte y estable, para implementar así de manera práctica la Resolución 22-NQ / TW emitida el 10 de abril de 2013 del Buró Político sobre integración internacional y la Directiva No. 25-CT / TW fechada el 8 de agosto de 2018 del Secretariado del Partido acerca de promover y llevar la diplomacia multilateral a un nuevo nivel hasta 2030.

Creada el 8 de agosto de 1967, la Declaración de la Asean (Declaración de Bangkok) expresó su ambición de reunir a todos los países del Sudeste Asiático en una Asociación, con miras a construir una región pacífica, libre y próspera.

Con los años, el sueño de una Asean con 10 países se hizo realidad. La Comunidad de Asean nació el 31 de diciembre de 2015, convirtiéndose gradualmente en un modelo de comunidad con miembros que se esfuerzan constantemente para promover la cohesión política, fortalecer los vínculos económicos y compartir juntos las responsabilidades sociales. De esta manera, la Asean se ha convertido en un socio importante para otros países fuera de la región y un núcleo en los diálogos y la cooperación internacional.

Con el objetivo de hacer realidad la Visión 2025, este bloque continúa construyendo una comunidad cohesiva para afirmar su papel central en la región y el resto del mundo por la paz, la seguridad, la estabilidad y el desarrollo en el Sudeste Asiático. Al mismo tiempo, tiene una voz importante en la estructura regional en conformación y en numerosos asuntos internacionales.

Desde 1995, cuando Vietnam se unió a la Asean, el país indochino en particular y la Asociación en general han superado momentos difíciles y desafiantes. En la estabilidad del bloque de hoy, no se pueden dejar de mencionar los esfuerzos persistentes de Hanói, los cuales contribuyeron a la solidaridad y la unidad del grupo.

Este año marca un hito importante para Vietnam, cuando asume la presidencia de la Asean y se cumplen 25 años de su membresía de esta agrupación. El país indochino tiene grandes potenciales pero también enfrentará muchas dificultades y desafíos. En esta situación, el impulso al desarrollo fuerte y sostenible de la Asean será una contribución práctica de Vietnam a esta organización regional.

En el contexto de que la situación mundial sigue teniendo muchas incertidumbres y el aumento de la competencia entre las grandes potencias, la Asean se enfrenta a nuevas oportunidades y desafíos por su posición geoestratégica importante, como el centro de una gran área que conecta los océanos Índico y Pacífico.

Con una población de más de 642 millones de habitantes y un área de alrededor de 1,7 millones de kilómetros cuadrados, la Asean es un mercado potencial con una economía dinámica. Sus países miembros también están constantemente aprovechando y optimizando las oportunidades propiciadas por la Cuarta Revolución Industrial al participar fuertemente en nuevos campos tecnológicos como la inteligencia artificial y los robots avanzados, entre otros.

Bajo el tema del Año presidencial de la Asean en 2020 ‘Cohesión y adaptativa’, Vietnam desea afirmar que la unidad es decisiva para la sostenibilidad del grupo. Una comunidad cohesiva y desarrollada puede adaptarse eficazmente a los impactos de los factores externos e internos, fortaleciendo así su solidez común. Esto promueve el espíritu de los anteriores consignas: ‘Intensificar la asociación por la sostenibilidad’, trazado para 2019, y ‘Resiliencia y creatividad’, de 2018.

La Asean necesita mantener firmemente la solidaridad y unidad, mejorar la autosuficiencia económica y la capacidad de responder de manera proactiva y rápida a los desafíos emergentes, así como aumentar la creatividad, la iniciativa y la transformación para desarrollarse de manera más fuerte.

Por lo tanto, para llevar a cabo eficientemente el tema establecido este año, Vietnam ha identificado cinco prioridades principales que se impulsarán durante su mandato de presidencia del bloque.

La primera, promover el papel y la contribución activa de la Asean en el proceso de mantenimiento de un entorno pacífico, seguro y estable en la región, mejorar la capacidad de la coordinación para una postura común de los miembros en el manejo de problemas regionales y mundiales, además de promover la formación y el cumplimiento de las normas comunes y los estándares de conducta en las relaciones entre las naciones para responder de manera rápida y efectiva a los desafíos que amenazan la paz, la seguridad y la estabilidad en la región.

La segunda, reforzar la conectividad regional, mejorar la adaptabilidad, aprovechar las oportunidades de la Cuarta Revolución Industrial, fomentar el crecimiento económico, financiero y social sostenible basado en la innovación y la creatividad, aplicar la tecnología digital y nuevas tecnologías, continuar haciendo esfuerzos para reducir la brecha de desarrollo entre los países, capacitar recursos humanos de alta calidad y mejorar los servicios sociales.

La tercera, promover el sentido comunitario y la identidad de la Asean, fortalecer la conciencia y el conocimiento sobre el bloque y mejorar la imagen de la comunidad en la región y el resto del mundo.

La cuarta, intensificar las asociaciones por la paz y el desarrollo sostenible con el resto de países, impulsar el papel y la contribución de la Asean en la comunidad internacional, así como ampliar las relaciones con los socios globales y contribuir a dar forma a la estructura y las nuevas reglas de juego en la región y el resto del mundo.

Por último, mejorar la adaptabilidad y la eficiencia operativa del aparato de la Asean a través de reformas institucionales, al tiempo que ajustar, perfeccionar y actualizar los procesos y las normas en el bloque regional.

Desde diciembre de 2018, con el establecimiento por parte de Vietnam del Comité Nacional de la Asean, la preparación para el Año presidencial se ha implementado integralmente en todos los aspectos. Además, con el apoyo de los países miembros, los socios y amigos del bloque, así como de los órganos centrales, las localidades y los pobladores, el territorio indochino confía en cumplir con responsabilidad el papel de la presidencia del grupo en este año. Esto contribuirá a construir una asociación cohesiva y proactiva, aportando a la implementación de la Visión de la Comunidad de la Asean para 2025.

Vietnam también espera que, a través del cargo como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU, Hanói ayudará a estrechar las relaciones entre la Asean y el resto del mundo. De ese modo, mejorará la postura de esta organización regional y al mismo tiempo reafirmará el papel central del bloque en la región y en la palestra internacional.