Orgullo en los 90 años del Partido

Lunes 3 de febrero de 2020 20:23:08Orgullo en los 90 años del Partido

Un espectáculo artístico en ocasión del 90 aniversario del establecimiento del Partido Comunista de Vietnam. (Fotografía: dangcongsan.vn)

Nhan Dan-

Hoy, en el ambiente de una nueva primavera, todo el Partido, el pueblo y el ejército de Vietnam conmemoran con regocijo el 90 aniversario del nacimiento del Partido Comunista de Vietnam (PCV), el cual fue creado, dirigido y forjado por el Presidente Ho Chi Minh. A lo largo de 90 primaveras, esa fuerza acompañó a la nación vietnamita para superar cualquier adversidad y reto, paso a paso alcanzar enormes victorias, y convertir al entonces Vietnam, poco conocido en el mapa mundial, en un país de alto prestigio y estatus, así como con roles importantes en la palestra internacional.

Previo al establecimiento del PCV, Vietnam quedó atrapado en noches largas de esclavitud. Contra el yugo de la opresión y la explotación brutal de los colonialistas y sus lacayos feudales, el pueblo vietnamita se alzó con numerosos movimientos de lucha rebelde llenos del espíritu patriótico. No obstante, ninguno llegó al triunfo por falta de un lineamiento apropiado. En ese contexto, el querido tío Ho, al recorrer por todos los rincones del mundo bajo el alias Nguyen Ai Quoc (Nguyen el patriota) para buscar el camino de salvación nacional, encontró en el marxismo-leninismo uno que definió como el único hacia la liberación del país, la revolución proletaria.

El 3 de febrero de 1930, en una conferencia presidida por Nguyen Ai Quoc, tres organizaciones comunistas –el Partido Comunista Indochino, el Partido Comunista de Annam y la Liga Comunista de Indochina– se fusionaron en uno, denominado Partido Comunista de Vietnam. A partir de ese momento, la Revolución del país se unió bajo la bandera del Partido Comunista de Vietnam, el cuadro pionero tanto de la clase obrera, como de los trabajadores y toda la nación.

La fundación del PCV constituye un gran viraje a la Revolución vietnamita. Bajo el liderazgo del Partido, proezas se hicieron durante el siglo XX y sumaron a las gloriosas páginas de la historia de la nación indochina. Fue la victoria de la Revolución de Agosto de 1945, que rompió las cadenas de la esclavitud impuestas por los colonialistas franceses en casi un siglo, derrocó el feudalismo arraigado hace miles de años, dio paso al nacimiento de la República Democrática de Vietnam –el primer Estado de obreros y campesinos en el Sudeste Asiático–, y abrió una nueva era, una de independencia nacional vinculada con el socialismo.

Lo siguieron otras triunfantes luchas de resistencia que contribuyeron a la liberación nacional y la defensa de la Patria, así como los éxitos cosechados en el período de ‘Doi Moi’ (Renovación), con los cuales Vietnam dio pasos firmes hacia el socialismo y la integración internacional.

A lo largo de los últimos 90 años, el camino que el pueblo vietnamita emprendió estuvo lleno de obstáculos y el país se encontró a veces en situaciones muy desfavorables. Sin embargo, con su entereza ante cualquier circunstancia y su lealtad constante a los intereses de la clase obrera, la ciudadanía y la nación, el PCV realmente mostró humildad, disposición a escuchar y seriedad en la autocrítica y corrección de deficiencias. Es por eso que el pueblo siempre cree, apoya y persiste en seguir el liderazgo del Partido, supera todas las dificultades y construye una vida cada vez más abundante y feliz.

El color rojo radiante de los banderines en saludo a la nueva primavera recuerda la alegría, el orgullo y la confianza que llenan el corazón de los ciudadanos sobre un futuro más brillante por venir. La realidad observada en los últimos 90 años evidencia que el liderazgo sabio del Partido es un factor determinante de todas las victorias de la Revolución vietnamita. Durante ese proceso, el Partido no cesó de forjarse y crecer, y adquirió cada vez más experiencia, habilidades e inteligencia, siendo digno de la misión de timonear el barco de la Revolución nacional.

A través de las largas marchas por la independencia y la defensa nacional, así como a lo largo de la construcción y el desarrollo del país, el PCV nunca se ha alejado del objetivo de servir al pueblo. En cerca de 35 años de implementación del ‘Doi Moi’, iniciado y dirigido por la organización misma, Vietnam alcanzó logros tremendos, de significación histórica y que marcaron la madurez, en todos los aspectos, del Partido, el Estado y el pueblo.

De ser un país retrasado y subdesarrollado, Vietnam llegó a clasificarse entre los territorios en vías de desarrollo y de ingresos medianos. Goza, además, de una estabilidad sociopolítica, las garantizadas independencia y soberanía, las ampliadas relaciones exteriores, y un prestigio creciente en la palestra internacional.

Esto resulta de un proceso de transformación profunda, integral y radical que reunió la inteligencia de todo el Partido y el pueblo. Reafirma, al mismo tiempo, que el estrecho apego al pueblo y la construcción de la gran unidad nacional son raíz de la fuerza del Partido.

Ante los logros del país hoy en día, las actuales generaciones sienten desde el fondo del corazón un infinito agradecimiento por los enormes méritos del querido tío Ho, los líderes del Partido, los heroicos mártires, compatriotas y camaradas que lucharon sin tregua y se sacrificaron por la nación. Con un gran orgullo en la gloriosa tradición del Partido, tienen aún más clara la responsabilidad de mantener un organismo sólido y fuerte en su totalidad.

Durante los últimos años, en cumplimiento de las resoluciones del Comité Central del PCV (mandatos XI y XII) sobre la construcción y rectificación del Partido, se profundizó el intercambio entre los militantes en aras de impedir y prevenir poco a poco la degradación de la ideología política, la ética, el estilo de vida y los fenómenos de “autoevolución” y “autotransformación” dentro de la agrupación.

El cumplimiento de dichas resoluciones se concretó en el impulso del aprendizaje y seguimiento del pensamiento, la moral y el estilo de vida de Ho Chi Minh; la fijación de reglas acerca de la responsabilidad de ser ejemplo; una implementación decisiva, persistente, uniforme y sin exenciones ni zona prohibida en el trabajo de prevención y lucha contra la corrupción, el despilfarro y los fenómenos negativos, así como en las medidas eficaces tendientes a garantizar la disciplina y edificar un Partido transparente y fuerte.

En el tiempo venidero, se recomienda continuar fomentando la labor de construcción y rectificación del Partido, especialmente el reforzamiento de sus filas, la elevación de la combatividad de cada órgano partidista, la mejora de la organización del personal, y la lucha contra todos los fenómenos negativos, en aras de un sistema político sólido y efectivo, consolidando así la fe del pueblo en el Partido y el régimen.

En un ambiente jubiloso que está llegando a todas las partes del país ante los resultados honrosos en el último año, el Partido, el pueblo y el ejército vietnamitas se proponen superar los retos y seguir promoviendo el potencial y las ventajas para crear grandes avances en varios sectores y trascender más allá de lo conseguido en 2020. Se trata de un año de importancia fundamental, el último del mandato dedicado a la implementación de la Resolución del XII Congreso partidista y en el cual se organizarán asambleas a diferentes niveles con vistas a la XIII edición del evento.

En 2020, se conmemorarán el 75 aniversario del Día de la Independencia y el 130 del natalicio del Presidente Ho Chi Minh. También este mismo año, Vietnam desempeña los cargos de presidente de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático y miembro no permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (mandato 2020-2021), entre otros acontecimientos políticos transcendentales.

El país está ante nuevas oportunidades, con plena fe depositada en el camino elegido por el tío Ho y el Partido Comunista. Para ello, se necesita la determinación de cada ciudadano, como lo afirmó el secretario general del Partido y presidente de Vietnam, Nguyen Phu Trong, en su mensaje a principios del Año Nuevo: “Lograr o no despertar el potencial y convertirlo en una fuente grande de recursos para la construcción y la defensa nacional, depende de la voluntad y la determinación de todo el Partido, el pueblo y de cada uno de nosotros”.

Nhan Dan