"Combatientes de bata blanca" en la lucha contra la epidemia del Covid-19

Viernes 17 de abril de 2020 16:52:08

Foto de ilustración.

Nhan Dan-

Los doctores, enfermeros y personal del sector sanitario están desempeñando un papel clave al enfrentar de día a día el peligro, protegiendo a todos los ciudadanos en una batalla ardua y peculiar, la antiepidémica.

El mundo entero está resistiendo a la pandemia del nuevo tipo de coronavirus (Covid-19), la crisis más severa desde la Segunda Guerra Mundial. Hasta el 16 de abril se registraban más de dos millones de personas infectadas y 100 mil de muertes por este agente patógeno. La enfermedad se ha extendido a más de 200 países y territorios, tomando un curso muy complicado e impredecible.

Vietnam es uno de los países que detectaron más temprano la aparición del Covid-19, solo después de China, la nación que sufrió el primer brote y uno de los índices más altos en incidencia de la enfermedad y mortalidad en el mundo. El país indochino está unido para hacer frente cada día, cada hora, esta epidemia que daña gravemente a la sociedad y la economía nacional.

Al igual que muchas luchas heroicas en el pasado, los vietnamitas expresan la misma voluntad y la solidaridad en la batalla contra el ahora considerado “enemigo común”, el Covid-19.

Ante el desarrollo complejo e inesperado de la epidemia, el sector de salud se vio obligado a implementar de forma sincrónica muchas tareas y soluciones, actuando como la unidad clave para aconsejar al Partido Comunista y al Gobierno de Vietnam en estos momentos de emergencia.

Los médicos, enfermeros y personal de salud tuvieron que relegar la vida familiar para ir al frente para combatir la pandemia. Muchos de ellos no pueden recibir ahora un abrazo ni un beso de sus queridos niños, o cuidar a sus padres enfermos. Todo lo sacrificaron para ganar la batalla contra el Covid-19 y proteger la vida de más de 90 millones de vietnamitas. Los poemas, canciones y cartas que escribieron con su corazón en estos intensos momentos conmovieron e hicieron llorar a muchas personas.

Sin temer a los peligros y las dificultades, ellos son siempre los soldados en la primera línea de la lucha antiepidémica, alzando la voluntad, la valentía y la tenacidad de “combatientes de bata blanca” del pueblo heroico de Vietnam, para alentar, cuidar y proteger la vida de los pacientes y compatriotas. Asimismo, con el espíritu de cumplir la gran responsabilidad internacional, atienden sin discriminaciones a los extranjeros infectados que se encuentran en Vietnam, considerándolos un amigo y un paciente que necesita de atención, cuidado y tratamiento, anteponiendo la noble misión de salvar vidas.

En estos días, la atención de todo el país se enfoca en el Hospital Bach Mai, el Hospital Central de Enfermedades Tropicales y otros nosocomios encargados de enfrentar la epidemia para esperar por las últimas noticias sobre el Covid-19, para estallar en alegría cada vez que se recupera y recibe alta médica una víctima del SARS-CoV-2. Cada caso curado es un valioso regalo espiritual del sector de salud para la Patria y el pueblo, un triunfo posible gracias a los esfuerzos incansables, la confianza, la solidaridad y la firmeza de los doctores, enfermeros y personal del hospital en esta batalla dura y estresante.

A pesar de las medidas de distanciamiento social aplicadas por el Gobierno, muchas personas no pudieron contener sus emociones al conocer las dificultades y sacrificios de los defensores de salud. Muchos de ellos no dudaron en arriesgarse para llegar a los hospitales, para compartir, alentar y aportar artículos de primera necesidad para los soldados leales en esta primera línea defensiva.

Vietnam, bajo el liderazgo del Partido Comunista y el Estado, así como con las acciones drásticas del Gobierno, ha alcanzado inicialmente resultados positivos en la prevención y el control de la epidemia. Se trata de un logro solo alcanzable por la involucración de todo el sistema político y el cumplimiento y el apoyo de todos los ciudadanos. El destacado éxito del país indochino en la lucha contra el Covid-19 también fue reconocido y apreciado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la comunidad internacional.

Tal hazaña es posible por los esfuerzos del sector médico y su espíritu combativo para conseguir la victoria. Los “combatientes de bata blanca son los héroes silenciosos en un campo de batalla frente a un enemigo invisible y peligroso. La historia de Vietnam recordará la valentía y el sacrificio de los doctores, enfermeros y personal del sector en esta guerra extremadamente difícil y arriesgada contra la pandemia del Covid-19.

Vu Viet Anh

Vicepresidente del Grupo de Educación sobre la Atención de Salud Comunitaria de Vietnam.