Máximo órgano legislativo muestra responsabilidad por el desarrollo del país y la felicidad del pueblo

Miércoles 18 de noviembre de 2020 16:07:09Máximo órgano legislativo muestra responsabilidad por el desarrollo del país y la felicidad del pueblo

El décimo período de sesiones de la Asamblea Nacional de Vietnam, XIV legislatura. (Fotografía: VNA)

Nhan Dan-

El décimo período de sesiones de la Asamblea Nacional de Vietnam, XIV legislatura, culminó tras 20 días de trabajo, resaltado por la seriedad, la responsabilidad y la franqueza de los diputados. En esta cita, el Legislativo sesionó en dos etapas, una de forma presencial y otra virtual.

Gracias a la preparación cuidadosa, estas reuniones concluyeron garantizando la buena calidad, cumpliendo los planes trazados y mostrando un alto sentido de responsabilidad, a favor del desarrollo del país y en beneficio del pueblo. Se trata de una base importante para definir el modo de sesionar el próximo periodo de reuniones de forma adecuada, práctica y eficaz.

La cita se efectuó en el contexto de que la situación regional y mundial sigue desenvolviéndose con incertidumbre, con fuertes impactos multifacéticos en la vida social. En particular, el estadillo de la pandemia del Covid-19 y su rebrote a escala mundial sumieron la economía global en una recesión y socavaron la materialización de las tareas trazadas para el desarrollo socioeconómico nacional.

Además, los fenómenos meteorológicos extremos y los desastres naturales como sequías, tormentas, deslizamientos de tierra e inundaciones en las regiones norteña y central y la Altiplanicie Central del país, junto con la intrusión salina y la escasez de agua en el delta del río Mekong, han perjudicado la producción y la vida de la población.

Por otro lado, la estructura económica nacional aún presenta deficiencias. La capacidad intrínseca, de resistencia y de adaptación a los fuertes cambios externos ha sido limitada. La elaboración y ejecución de algunas políticas y leyes aún son inadecuadas, mientras la inspección, la supervisión y el seguimiento de la implementación de las funciones públicas en algunas agencias y entidades no se han implementado estrictamente.

En tal contexto, gracias al liderazgo clarividente del Partido Comunista de Vietnam (PCV), el acompañamiento del Parlamento, el manejo adecuado y con alta determinación del Gobierno, en especial el consenso y la solidaridad de todo el sistema político, así como de todos los niveles, sectores, la comunidad empresarial y la ciudadanía, se han realizado numerosas medidas drásticas encaminadas a controlar la pandemia del Covid-19 y los desastres naturales y superar las deficiencias y limitaciones, con vistas a recuperar la economía y lograr los objetivos del desarrollo socioeconómico.

Cabe destacar que el país ha alcanzado resultados significativos, de los cuales destacan una macroeconomía estable y una inflación controlada, además del mantenimiento de la estabilidad política, la defensa, la seguridad y el orden social; la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos y la garantía del bienestar social.

Las tareas y metas principales del país en los próximos tiempos consisten en continuar superando las dificultades actuales y ejecutar de manera drástica las soluciones innovadoras para mantener y promover los logros alcanzados. Con ese espíritu, en los debates del décimo período de sesiones, los miembros de la Asamblea Nacional mostraron su franqueza y ofrecieron propuestas y soluciones importantes en beneficio del pueblo y del país.

El cuerpo legislativo dedicó gran tiempo en las reuniones recién culminadas a evaluar los resultados de la implementación del plan de desarrollo socioeconómico y analizar de manera objetiva e integral las labores realizadas en 2020 y toda la legislatura.

También vaticinó la evolución del Covid-19 y las fluctuaciones de la situación económica, política y social de la región y del mundo en la próxima etapa, a fin de definir la dirección y las soluciones dirigidas a impulsar el progreso socioeconómico, mejorar la vida de los ciudadanos, mantener la estabilidad política y social, defender firmemente la independencia, la soberanía, la unidad y la integridad territorial, y fortalecer la cooperación con los países y organizaciones internacionales.

Además, el Legislativo aprobó siete proyectos de ley y 13 resoluciones, y siguió perfeccionando otras cuatro legislaciones. También revisó informes que sintetizan las opiniones y recomendaciones de los votantes y los ciudadanos, entre otros documentos importantes.

Por añadidura, deliberó sobre los borradores de los documentos por presentar en el XIII Congreso Nacional del Partido Comunista y definió la fecha para realizar las elecciones parlamentarias de la XV legislatura y de los diputados de los Consejos Populares de los distintos niveles en el mandato 2021-2026.

Por otro lado, revisó informes y efectuó interpelaciones sobre el cumplimiento de las resoluciones acerca de los temas sometidos a su supervisión y de las interpelaciones durante la XIV legislatura y algunas de la XIII. Las interrogaciones y respuestas realizadas se consideran el primer paso para finalizar y evaluar las actividades de supervisión del Parlamento.

En el último periodo de sesiones, los vicepremieres, 15 ministros y jefes de sectores contestaron a las preguntas de los diputados acerca de las áreas de su competencia. Por su parte, el primer ministro se encargó de aclarar varios contenidos bajo la responsabilidad del Gobierno y respondió las preguntas de los parlamentarios.

Las sesiones de interpelación mostraron que existían contenidos y peticiones relacionados con las inquietudes y preocupaciones de la ciudadanía que no habían sido resueltas a fondo. Quedan muchos asuntos críticos difíciles de solucionar que requieren mayores esfuerzos por superar. Mientras, numerosas cuestiones han sido presentadas en repetidas ocasiones por los diputados, pero la solución de las mismas no ha reportado muchos avances.

Sobre la base de los resultados logrados en el último período de sesiones de la AN, el Parlamento y el Gobierno concretaron diversas metas y tareas trascendentales para los próximos tiempos, concentrándose en el cumplimiento del doble objetivo, a saber: prevenir y controlar la epidemia del Covid-19 a favor de la salud pública y reactivar el crecimiento socioeconómico.

Acordaron impulsar con más vigor la reestructuración económica asociada a la renovación del modelo de crecimiento, mejorar la productividad, calidad, eficiencia, resiliencia y competitividad, y desarrollar el mercado interno.

Reiteraron la determinación de acelerar el ritmo de ejecución de importantes proyectos nacionales, incluida la construcción de obras públicas principales; fortalecer el papel de las zonas económicas clave y los grandes centros urbanos; acelerar la transformación digital, desarrollar la economía digital y construir una sociedad basada en esta plataforma. Reafirmaron la importancia de la formación de recursos humanos de alta calidad asociada al desarrollo innovador de la ciencia y la tecnología.

Por otra parte, convinieron en enaltecer de modo enérgico los valores culturales e intelectuales del pueblo vietnamita, despertando la aspiración por la prosperidad y el orgullo nacional; desempeñar con eficiencia las tareas de desarrollo sociocultural, garantizar la seguridad social y la vida de la ciudadanía, proteger el medio ambiente, prevenir y combatir los desastres naturales y las epidemias, y adaptarse al cambio climático.

Asimismo, ratificaron la necesidad de consolidar la defensa y la seguridad nacional, impulsar las actividades de relaciones exteriores y la integración internacional, y mantener la independencia, la soberanía, la integridad territorial y un ambiente pacífico y estable.

Además, llegaron al consenso sobre la construcción de una sociedad ordenada, disciplinada, segura y saludable, al servicio del desarrollo rápido y sostenible del país, en contribución a mejorar la posición y el prestigio de Vietnam en la palestra internacional.

Con un alto espíritu de responsabilidad ante los electores y el pueblo, el décimo período de sesiones del Parlamento, XIV legislatura, finalizó exitosamente con resultados concretos, dejando muchas huellas profundas en la vida social.

Esta es una base importante para que todo el país siga manteniéndose unido bajo el liderazgo del Partido y el Estado, con miras a superar los desafíos y avanzar con alta determinación y mayor fuerza.